Señor Cono – Ese gran desconocido…

Los conos: esos pequeños seres naranjas con cintas plateadas. Son usados para indicar limites, para marcar por donde no se puede pasar. Pero, ¿ellos quieren eso? ¿Nosotros deseamos que sea así? Mi teoría es que los conos son para chutar-los. Nada produce más felicidad en este mundo que aplicar fuerza con el pie al cono haciendo que vuele y rebote dando tumbos en el suelo. Y, realmente, el cono desea que sea así. Ellos nacieron para ser chutados y con cada desahogador golpe que reciben evolucionan hasta llegar a ser todo un Señor Cono. Este es el proceso de el cono común hasta el Señor Cono.

El cono-light o el “semilacasito”

La forma origen de cualquier cono. Suelen usarse para actividades deportivas (principalmente por el bajo presupuesto) Allí son chutados por los deportistas en cuestión siguiendo este orden: Primero son AZULES – VERDES – ROJOS – AMARILLOS. Al llegar al amarillo ya están listos para dejar su patética forma de “semilacasito” y adoptar la del cono común. Resultarían algo así:

Como podemos ver sigue manteniendo agujeros por todo el cuerpo pero pronto adoptara el tono naranja y el aspecto liso para pasar al…

Cono Común

El cono de to’ la vida: naranja, con dos bandas plateadas. Los conos comunes son muy usados en las obras y suelen ser chutados por los ciudadanos más avispados o, incluso, por los propios obreros. El cono va cobrando tamaño…

Hasta conseguir una base solida como esta:

El Cono Veterano tiene una base negra, lo que dificulta tumbarlo de un chute. Pero ya se sabe: cosas de la edad…

Cono en Clímax

Es el estado máximo del cono antes de pasar a una mejor vida como Señor Cono. Son unos especímenes muy raros y difíciles de encortar. Su tamaño roza los 2 metros y han mudado la piel (las bandas plateadas) como una serpiente. Suelen ir en grupos de dos y presentan una inscripción que dice: “Por favor, se que es difícil, pero chutame”

Esta es la etapa más dura, ya que es muy difícil tumbarlos. Pero una vez superada adoptan por fin la forma de…

SEÑOR CONO

La labor de un señor cono es un poco difícil de entender. Al 85% de la gente le gusta reírse de las desgracias ajenas. Los señores cono desempeñan un trabajo patético, en el que se usan conos, para provocar a la gente y que así chuten a los demás conos. Si nos paramos a observar esto, no tiene ningún sentido: es un circulo vicioso. Pero, sin los señores conos, ¿como se mantendrían limpias las calles?

La máxima ofensa que puede sufrir un cono es ser ignorado o, aun peor, respetado. Los conos quieren ser chutados para así evolucionar. Por otra parte el placer que produce chutar un cono solo es comparable a placeres tan intensos como hacer el amor (follar no, hacer el amor) o reventar las burbujitas de plástico para envolver materiales frágiles…

Así que ya sabéis: ¡Chutad todos los conos que podáis! Es el antidepresivo perfecto y ademas estaréis haciendo un bien a ese gran desconocido: el Señor Cono

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s